El cierre temprano de las escuelas de California debido a la pandemia de COVID-19 ha llevado a muchas familias en todo el estado a adoptar nuevas rutinas para mantener a sus hijos aprendiendo. En una publicación anterior, compartimos la importancia de las rutinas para niños de todas las edades. El aprendizaje activo es una parte importante de cualquier rutina para los niños en edad escolar y equilibrar el tiempo de aprendizaje activo con el tiempo de reposo planificado es importante para el bienestar de los niños y los padres/guardianes por igual.

El “tiempo de reposo” es un tiempo dedicado a brindar a los niños de todas las edades la oportunidad de relajarse físicamente, tomar un descanso mental de lo académico y manejar sus emociones, todo lo cual forma parte de mejorar su bienestar general (actividades diarias que apoyan su salud mental, emocional y física). Este tiempo también puede ayudar a los niños a procesar algo que hayan aprendido más temprano en el día y puede ser especialmente útil para los que tienen dificultades para controlar la ansiedad. Las comunidades de todo el país han sufrido graves trastornos en las últimas semanas y los niños suelen sentir los efectos de estos trastornos. De la misma manera que es importante que el aprendizaje continúe en el hogar, es igualmente importante que la salud mental de los niños sea monitoreada y manejada. Afortunadamente, el tiempo de reposo puede ayudar, ya que tiene muchos beneficios importantes para todos los niños y debería ser parte de su rutina diaria.

Entonces, ¿en qué consiste el tiempo de reposo en su hogar? Es posible que los niños no estén acostumbrados a tener un tiempo de reposo reservado para ellos, por lo que es importante compartirles que:

  • El tiempo de reposo es un momento en el que todos pueden jugar, leer y/o relajarse solos y en silencio.
  • El tiempo de reposo es para todos, y que usted también participará (cuando le sea posible hacerlo)
  • Los demás no deben ser molestados durante su tiempo de reposo y tampoco se les debe hablar, sólo si hay una emergencia (asegúrese de definir lo que considera una emergencia)
  • Todos tendrán su propio lugar durante el tiempo de reposo y tomarán un momento para decidir donde cada uno lo hará.
  • Proporcione algunos ejemplos de cosas que pueden hacer durante el tiempo de silencio (ver más abajo).
  • Se utilizará un cronómetro para terminar el tiempo de reposo, cuando suene la alarma

La duración diaria del tiempo de reposo puede variar dependiendo de la edad de los niños. A continuación, se presentan algunas indicaciones generales sobre cuánto debe durar para los diferentes grupos de edad:

  • De 3-5 años de edad: 20 a 30 minutos, (se puede comenzar con 10 minutos y aumentar hasta 20 a 30 minutos)
  • De 6-7 años de edad: 30 a 40 minutos, (se puede empezar con 15 minutos y aumentar hasta 30 a 40 minutos)
  • A partir de los 8 años: 45 minutos a una hora, (se puede empezar con 30 minutos y aumentar hasta 45 minutos a una hora)

Hay muchas y diferentes actividades que pueden ser parte del tiempo de reposo (ver televisión o jugar videojuegos, generalmente no deben ser parte del tiempo de reposo). Las siestas o el tiempo de lectura independiente se pueden hacer durante el tiempo de reposo. Aquí hay algunas otras actividades que puede considerar:

  • Colorear un libro o dibujar y colorear en papel blanco es una gran actividad para niños de todas las edades.
  • Se puede jugar tranquilamente con juguetes, muñecas y otras cosas divertidas siempre que se haga de forma silenciosa e independiente.
  • Escribir y llevar un diario es una gran actividad para niños de siete años en adelante, ya que les permite escribir sus propias historias creativas o registrar sus propias reflexiones. Para obtener consejos sobre cómo escribir un diario, haga clic aquí. Para obtener consejos sobre cómo ayudar a su hijo a escribir una historia, haga clic aquí.
  • Jugar al juego de cartas “Solitario” es una buena actividad para niños de ocho años en adelante. Para conocer las reglas del juego, haga clic aquí.
  • Las actividades de Mindfulness, que promueven una sensación de calma y consciencia, son buenos ejercicios para niños de tres años en adelante. Para ver algunos ejemplos de estas actividades, haga clic aquí.
  • Las actividades de meditación pueden ser muy útiles para niños de ocho años en adelante. Se pueden utilizar aplicaciones como Smiling Mind o Headspace para ayudar a practicar la meditación. Para más información sobre la meditación, haga clic aquí.

Las estrategias anteriores pueden ayudar a las familias a crear un tiempo de reposo útil para los niños. Pero es importante que los padres/guardianes también aprovechen el tiempo de reposo para ellos mismos. Con las escuelas cerradas, tienen la tarea de ser maestros además de sus actividades y trabajos habituales como padres. Añadiendo un tiempo de reposo a la rutina diaria de la familia, los padres/guardianes pueden tener un descanso programado durante el día para relajarse, leer, o tomar un tema de trabajo importante. El tiempo de reposo puede ser útil para proporcionar un descanso  ¡a toda la familia!

En resumen, el tiempo de reposo como parte de la rutina diaria es importante para los niños y tiene beneficios para los adultos. El tiempo de reposo es parte del bienestar y es crítico para las personas de todas las edades. Families In Schools ha creado consejos de salud y bienestar para ayudar a las familias a encontrar el equilibrio y crear un espacio para cuidar de su salud mental y emocional. Para ver el Reto del Bienestar de Families In Schools, por favor visite aquí. Sobre todo, recuerde tomar un tiempo de reposo cada día para ayudar a los niños a relajarse, desconectarse y reajustarse. Y también dedique un tiempo de reposo para usted mismo, para equilibrar las exigencias diarias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.